Conectado como invitado | [ Registrarse | Entrar ] Buscar | Contacto
INICIO  |  NOTICIAS  |  ARTICULOS  |  ANALISIS  |  SAMPLES  |  SyA PRCTICO  |  LIBROS  |  FORO  |  GLOSARIO 18 Oct, 2007 - 10:03

Editorial

Como podis ver hay un nuevo artculo sobre mastering en la web, que trata de frenar la carrera contra el volumen iniciada en los 90 por los productores y discogrficas de la poca. Espero que os sea de utilidad. Saludos desde SyA.

 

 

 

 

 







 


 Has perdido tu contrasea?
 Nuevo usuario? Registrate!


MASTERING DE AUDIO : LA GUERRA DEL VOLUMEN

Autor: El trmino "masterizacin" suele asociarse equivocadamente al hecho de optimizar una mezcla de audio y en realidad engloba ms objetivos importantes. Despejemos las dudas principales que genera la palabra "mastering" para acercarnos a la verdadera esencia de este proceso interesante y generalmente necesario.
Por: Redaccin de SYA (P.Trotz)



MASTERING DE AUDIO : LA GUERRA DEL VOLUMEN

MITOS DE LA MASTERIZACIN

 

Como tcnico de sonido, recibo peridicamente encargos de trabajos de masterizado sobre producciones de la ms variada procedencia. El masterizado ha pasado a ser una etapa de vital importancia en el proceso de creacin musical, puesto que influye de forma decisiva en el “impacto” que el resultado final tendr sobre el oyente.

 

En primer lugar, y para aquellos que no sepan exactamente de qu estamos hablando, podramos definir masterizado como (citando la wikipedia en ingls) como el “proceso de preparar y transferir el sonido grabado a un medio para ser duplicado en un futuro”. Siguiendo con la wikipedia, los procesos que intervienen en el masterizado son tres: secuenciar el audio tal y como aparecer en el producto final, corregir cualquier problema con el audio como por ejemplo diferencias de volumen, balance tonal o artefactos indeseados y; finalmente, transferir el audio al formato final del master.

 

Entre algunos msicos (y aspirantes a la categora) parece ser que se entiende por masterizado exclusivamente “hacer que el tema suene mejor”. Con lo que nos encontramos ante un doble problema. Primero, qu se entiende por “mejor”? y, segundo, se convierte el proceso de masterizado en un mero “parche” de los defectos de la mezcla sin tener en absoluto en cuenta la verdadera esencia del masterizado que es la transferencia y adecuacin del audio al formato final.


Y EN LA PRCTICA?

 

Para que este artculo no sea un simple ejercicio de retrica, es obligado comentar la siguiente cuestin: Qu le pasa a un archivo de audio cuando es masterizado?

 

El tcnico de masterizado realiza muchas tareas, entre otras la de asegurar a quien lo ha contratado que el material que se le entrega est en buen estado. A veces, un material rotulado como “mezcla final” o “listo para masterizar” revela defectos importantes tras una primera escucha tales como clicks minsculos producto de problemas de sincrona de audio digital, o distorsiones que pueden variar en importancia desde lo nimio hasta lo grotesco. Una escucha correcta puede evitar que un material mal grabado o mezclado pase “el filtro de la calidad mnima” y ahorrarle al sello un embarazoso problema cuando ya han sido puestas todas las copias a la venta. Para realizar esta escucha es preciso disponer de un entorno de trabajo completamente adecuado a la tarea a realizar y en el que pueda escucharse con claridad todo el rango dinmico que debera tener la mezcla.

 

Cuando el material sonoro ya ha sido chequeado, empieza la parte creativa. Idealmente, una buena mezcla necesitara unos retoques mnimos para ser publicada en CD. La idea de que el masterizado debe “transformar” el sonido viene de tiempos antiguos en los que para realizar el master de un vinilo deban eliminarse determinados componentes que podan poner en peligro el proceso de duplicado o la propia calidad del soporte. En concreto, deba evitarse un desplazamiento vertical excesivo (seal A-B) y determinadas frecuencias que podan poner en peligro la vida de la aguja grabadora (y el consiguiente percance econmico). En cambio, hoy en da el tcnico de masterizado realiza manipulaciones, a veces drsticas, del material sonoro que le es entregado cuando, en realidad, el formato CD no tiene las limitaciones del antiguo vinilo.

 

A qu viene entonces tanta mana con modificar “brutalmente” la mezcla en el proceso de masterizado? Debido a la popularizacin de los medios de produccin musical, es habitual que msicos con poca experiencia, conocimientos tcnicos y/o medios realicen ellos mismos sus propias grabaciones, e incluso mezclas. Si dichas mezclas fueran publicadas en el mercado, se hara evidente la diferencia de calidad entre ese sub-producto y otros realizados por tcnicos de reconocido prestigio con el criterio y los medios adecuados. Ah es donde el ingeniero de masterizado debe hacer a veces de “bombero” y apagar un fuego que podra quemar tanto al msico como a la empresa discogrfica que ha depositado su confianza y su dinero en manos de una “estrella musical”.

 

A continuacin veremos los procesos a los que se ve sometido el material sonoro y la conveniencia o no de aplicar cada uno de ellos. Sobre todo, tratando el tema de las aborrecibles “guerras de volumen”, que parecen haberse convertido en el estigma de cualquier produccin discogrfica de la ltima dcada.

 

 

 


  

PUEDE REPARARSE UNA MALA MEZCLA CON UN BUEN MASTERING?

 


Una vez aclarado el concepto de lo que se entiende por masterizado me gustara repetir una vez ms que el “masterizado” no es una “mezcla de calidad superior”, ni tampoco un trabajo que pretenda sustituir la importantsima labor de la mezcla. Lo menciono porque ya empieza a ser habitual oir la confusin entre una mezcla que “suena bien” y una mezcla “masterizada”. Es decir, algunos creen que una mezcla mala sencillamente necesita de un “tcnico con categora de master” para terminarla y conseguir que suene bien.

 

Hay algo de cierto (pero poco) en todo ello. Una labor de masterizado a veces puede salvar algunos defectos de la mezcla. Algunos y no TODOS.

 

Es habitual que el tcnico de masterizado cuente con unos equipos y una sala acondicionada acsticamente que le permitan oir y analizar detalles que le pasaron por alto al tcnico que realiz la mezcla. Tambin es cierto que, en muchsimos casos, las operaciones de ecualizacin y procesado del rango dinmico realizadas por el tcnico de masterizado otorgan una apariencia de “producto terminado” de la que carecen muchas mezclas salidas del estudio de grabacin. Pero ello no significa que el proceso de masterizado pueda convertir una mezcla mala en un producto final fantstico, por muy bueno que sea el tcnico.

 

Hay algunos que dicen que el masterizado siempre puede darte un “puntito” ms en la nota final. Es decir, si tenas un 4,5 puede darte el aprobado. Y si tenas un 7 puede darte un 8 (o incluso un 9!). Pero un masterizado difcilmente podr hacer magia y convertir una mezcla espantosa en una mezcla fantstica. Eso que quede claro.

 

Aunque a da de hoy las tcnicas de procesamiento multibanda permitan rescatar o esconder instrumentos en una mala mezcla, hay que tener en cuenta que siempre que actuamos para resolver un problema estamos creando otro paralelo. Por eso el equilibrio que se persigue en la masterizacin ha de tomarse con cuidado y a base de pequeos ajustes. La intencin es que si vamos a retocar algo, la mejora que buscamos compense a la prdida que se producir a cambio. Un claro ejemplo es cuando tratamos de sacar una mezcla afilada y brillante, ... ganamos en definicin del conjunto, pero a cambio se pierde sensacin de fuerza en el rango grave del espectro.

 

Por eso se considera un arte a la masterizacin, al igual que otros procesos en el mundo del audio. Porque la belleza est en el equilibrio, y el equilibrio no es nada fcil de conseguir. Son todo compromisos.

 


ENTRESIJOS DEL PROCESO DE MASTERING

 

Vistos los conceptos fundamentales de la masterizacin, pasemos a enumerar y explicar los diferentes procesos que se realizan en esta importante etapa final en el refinamiento del audio.

  

Los procesos que intervienen en la labor de masterizado son bsicamente 5: ecualizacin, compresin, procesado de estreo, simulacin de reflexiones (reverb) y eliminacin de picos mediante el uso de un tipo especial de compresor llamado limitador. Aunque tambin hay que decir que en muchos casos cada tcnico aplica su “librillo” y hay algunos que jams aplican ms de dos o tres de los procesos arriba descritos. En todo caso, siempre depender de las necesidades del tema (o temas) en cuestin. El orden en que se aplican estos procesos tambin depende del contexto y de la experiencia de cada uno. Intentar explicarlo todo sin usar demasiados trminos tcnicos y, en este artculo, analizaremos los dos ms importantes.

 

1) Ecualizacin:

 

Sirve para corregir o realzar algunas caractersticas tonales del “programa”. En la jerga profesional se entiende por “programa” al contenido sonoro que va a ser procesado. Es decir, y hablando en trminos muy poco ortodoxos, pueden alterarse caractersticas tales como el “brillo”, los “graves”, etc… En realidad los tcnicos de masterizado suelen realizar ajustes muy sutiles para evitar perjudicar el sentido artstico de la mezcla aunque a veces, si la ocasin lo requiere, pueden tomarse medidas ms drsticas. La herramienta usada en estos casos es el ecualizador, tanto analgico como digital. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes: el analgico suele impartir un “color” determinado y algunas caractersticas de respuesta “no lineal” (llammosle distorsin, para entendernos); el digital tiene la ventaja de poder ser integrado en el software de edicin y de proporcionar algoritmos (formulitas, vamos) con caractersticas imposibles de encontrar en el mundo “real”.

 

 

2) Compresin:

 

Sirve para reducir el “rango dinmico” del programa. Y para qu iba a interesarnos reducir el rango dinmico de un sonido si los tcnicos llevan aos pidiendo aparatos con un mayor rango dinmico y en teora un mayor rango dinmico es sinnimo de una mayor calidad de sonido? La respuesta a esta paradoja est en las modas. Hace 20 aos era muy difcil y caro obtener los aparatos que permitan reducir mucho el rango dinmico de un programa sin que apareciesen los temidos efectos secundarios del “pumping” (bombeo) o el “breathing” (respiro) y adems, el uso de tales dispositivos hubiera destapado los problemas de ruido de fondo de la tecnologa de la poca. Ahora, con mesas digitales, ordenadores y previos de altsima calidad a un precio ms que razonable, pueden aplicarse tcnicas extremas de reduccin del rango dinmico y al obtenerse como efecto de las mismas un aumento del volumen aparente de la seal sonora. El material que ha sido fuertemente procesado por un compresor (o limitador, tambin en muchos casos) carece de diferencias de volumen entre sus fragmentos “flojos” y “fuertes” por lo que acaba sonando todo “fuerte” durante “todo el tiempo”. Ese hecho puede acabar resultando un arma de doble filo: por una parte se consiguen mezclas fuertes y potentes comparables a las dems en cualquier sitio; por otra parte, la msica permanece siempre "a todo trapo", desapareciendo cualquier sutileza y perdindose un recurso que la msica viene usando desde siglos: los reguladores dinmicos, el fraseo musical, los crescendos, etc… El resultado acaba siendo muy potente, pero agotador. Parecido a si alguien te estuviera gritando siempre, aunque bajases el volumen lo seguiras oyendo flojo, pero gritando!.


Posiblemente ello est contribuyendo a que la msica sea cada vez ms difcil de escuchar y canse ms escucharse un LP entero de principio a fin, tal y como era habitual con la msica AOR de los 70. Los tcnicos vivimos esta moda con resignacin y, aunque intentamos no excedernos en la reduccin del rango dinmico, muchos clientes no parecen entender el problema y simplemente se quejan de que hay “otros discos que suenan ms fuerte”.

 

De ah las denominadas “GUERRAS DEL VOLUMEN”. Cada tcnico lucha por conseguir hacer parecer sus masters lo ms fuertes posibles frente a los de la competencia y en ese campo el ingenio de los profesionales se ha agudizado hasta lmites insospechados. Los ms chapuceros, usan el compresor-limitador con parmetros extremos con el resultado de un desagradable efecto secundario: la distorsin de intermodulacin, una de las distorsiones ms desagradables que existen y que no tiene nada que ver con esa distorsin clida y a la vez agresiva de las vlvulas de antao. Otros ms profesionales lo que hacen es espabilarse ya desde el proceso mismo de la mezcla, usando tcnicas de gestin del espectro sonoro que refuerzan la sensacin de volumen usando trucos psico-acsticos. Tambin hay algunas herramientas “secretas” que apuran an ms ese decibelio extra que har que tu mezcla suene ms fuerte que la del vecino.

 

Como decan los generales: ESTO ES LA GUERRA!

 

Y yo aado: “Slvese quin pueda!” (y quiera, claro).



Lecturas: 16104 |